menu
cerrar
P06. Hotel en Girona
CERRAR

Abstract

Se trabaja el interior de un hotel existente a través de la simplicidad formal y de una imagen contemporánea, atemporal y serena, con unas habitaciones reducidas a lo esencial.

Créditos

Ubicación Girona (España)

Año 2019-2021

Cliente Privado

Fotografía Salva López

Tipo Interior

Estado Construido

HABITACIONES MÍNIMAS Y ATEMPORALES
Se trabajó el detalle y los máximos elementos a medida, a fin de introducir una capa de artesanía en los espacios que consiguiera humanizarlos, convertir el hotel en algo parecido a un hogar, aunque éste sea temporal. La artesanía añade sutileza, singularidad, domesticidad y, con todo ello, calidad. Se diseñan los módulos de almacenamiento de las habitaciones, los números indicadores, las tarjetas de bienvenida.
La precisa selección de los materiales y elementos de mobiliario, la neutralidad de los grises cálidos de todas las estancias, la suavidad textil del pavimento continuo, la textura imperfecta del revestimiento de paredes y el riguroso trabajo de control lumínico son algunas de las decisiones que refuerzan la secuencia de atmósferas íntimas y acogedoras a lo largo de las plantas que se reforman en el hotel.

EL ESPACIO Y LA CIUDAD
Con el objetivo de crear una sensación de atemporalidad, entre tradición y contemporaneidad, se consiguió que el hotel diese una respuesta simbólica a la ciudad en la que se ubica. Cada material del hotel busca aportar la neutralidad y calidez de los colores de la piedra del centro de Girona, de su catedral. Un ejercicio de equilibrio en el que se trabajó para que todos los elementos formaran parte de un mismo lenguaje gracias a los materiales y tonos seleccionados. Una neutralidad sólo interrumpida por los destellos rosáceos y ámbar, vivos y cambiantes, de los metales con que se revisten los pilares para que emerjan, como flores, en un homenaje a la ciudad y su delicada celebración de la primavera.

CLARIDAD Y SIMPLICIDAD
La simplicidad resultó clave para un proyecto que exigía una intervención muy controlada, con un presupuesto muy ajustado y que debía ser durable y resistente al alto tránsito derivado de su uso continuado.
Se simplificó la distribución de los espacios a fin de optimizar las superficies destinadas a las habitaciones y reducir al máximo el complejo recorrido de pasillos y circulaciones que se encontró en el estado previo. Con ayuda de la geometría se consiguió, a través de un único gesto -un elemento curvo central en la planta-, facilitar el acceso a las habitaciones y mejorar la calidad interior de las mismas, además de permitir adaptar el establecimiento a la normativa de accesibilidad vigente.

INFO